Plats principals de Mallorca

Trempó

Trempó

El trempó es un plato típico mallorquín muy famoso durante el verano. Es un plato que se sirve frio y se puede comer solo como acompañado por carne o pescado a la plancha.

La palabra trempó viene de trempar que en mallorquín significa aliñar, el trempó es una mezcla de cebolla, pimiento y tomate aliñado.

Es un plato muy sano, equilibrado, muy natural y poco calórico.

La mayoría de mallorquines lo comen con una rebanada de pan payés que lo mojan dentro del jugo que dejan los tomates mezclados con el aceite y el vinagre.


Tumbet

Tumbet

Cuando oigo la palabra tumbet me recuerda mucho al verano, ya que este plato típico mallorquín se come en esta época y con verduras de esta temporada.

Es un plato vegano ya que solo esta elaborado con verduras aunque en Mallorca muchas veces lo suelen acompañar con carne, pescado o incluso huevos fritos.

Se podría decir que se parece al pisto ya que lleva los ingredientes muy parecidos, pero la diferencia está en el tamaño de los ingredientes y en que en el tumbet se presentan en capas separadas y no todo mezclado.

La sanfaina catalana o el ratatouille francés también son platos muy similares.


Pa amb oli

Pa amb oli

El Pa amb oli o pamboli es uno de los platos más fáciles y más populares de la gastronimia mallorquina.

Es muy parecido al pa amb tomaca catalán.

Suele ser la cena diaria de muchas personas en Mallorca.

Hay muchos restaurantes en la Isla que lo sirven, incluso hay restaurantes especializados solo en Pambolis.

El pa amb oli puede comerse con los ingredientes básicos o también se pueden añadir otros embutidos, quesos, atún, anchoas o boquerones, incluso si se quiere hacer más elaborado se le puede añadir lomo o otro tipo de carne a la plancha, sepias o calamares a la plancha...

Un secreto para que quede un buen pamboli es no escatimar con el aceite, no debe estar inundado pero debe tener un buen chorro para disfrutar plenamente de este plato.


Frit

Frit

La elaboración de este plato ya se encontraba en los recetarios del siglo XIV. Según la cocina de la época, podría tener sus orígenes en la cocina sefardí, con ciertas dependencias de la árabe. Se trata de un plato histórico y de lo más tradicional.

El más típico se elabora con carne de cordero: asaduras, hígado y sangre. Sin embargo, recientemente han surgido novedades que toman como base las verduras o el marisco.

Según la época del año en la que nos encontremos, puedes incorporar verduras de temporada a tu frit mallorquí, como las habas tiernas, pero recuera trocearla muy bien.

Los amantes de este plato suelen decir que se potencia aún más su sabor si se cocina de un día para otro, siempre servido caliente.

Como sugerencia, acompáñalo de una rebanada de pan payés y una copa de vino tinto.
Llampuga amb pebres

Llampuga amb pebres

Lo más característico de este plato es su ingrediente principal: la llampuga –dorado en castellano–. Se trata de un pescado, que comienza siendo azul y cuando es adulto pasa a ser pescado blanco. Tiene múltiples cualidades nutritivas muy apreciadas por los deportistas.

Si quieres disfrutar al máximo del sabor de este pez marino, el otoño es la mejor época, ya que es cuando llega a las costas mallorquinas. ‘Llamp’ significa relámpago en catalán, por lo que la llampuga siempre se asocia a la llegada de las primeras tormentas del año.

Es un alimento perfecto que forma parte de la dieta mediterránea y que puedes incorporar a la tuya. Además, para los que no sean demasiado amantes del pescado, tenemos una buena noticia: ¡apenas tiene espinas!


Imágenes de:

http://www.bojosperlacuina.com/seccions/receptes/llampuga-amb-pebres/

http://mestelrich2.blogspot.com.es/2013/09/la-llam...